LOS DESARROLLOS EN PINTURAS INTUMESCENTES, UN RESISTENTE PILAR EN LA PROTECCION PASIVA CONTRA INCENDIOS

En efecto, la aparición de pinturas intumescentes de altas prestaciones  capaces de aportar resistencias al fuego muy elevadas, combinado con la flexibilidad que otorgan las distintas Normas de ensayo, han conseguido hacer avanzar su uso en tanto en protección de estructuras de acero como en otras aplicaciones, de las que en este articulo expondremos tres: las mejoras de prestaciones en estructuras metálicas, la protección de pilares de hierro fundido (fundición) y la aplicación sobre divisorias de ladrillo y bloque de hormigón.

1.- Estructuras metálicas.- 
Comenzaremos por ver los avances realizados en protección de estructuras metálicas tradicionales, donde a día de hoy es factible realizar protecciones hasta R 120 con espesores y costes asumibles. Materias primas, métodos de preparación y de control consiguen aportar a estas pinturas esas prestaciones prácticamente impensables hace unos años. 

La nueva Norma de Ensayo EN 13381-8 ha representado un importante hito en este aspecto ya que presenta un método apropiado y ajustado a la tipología reactiva de las pinturas, con lo que el análisis del comportamiento ante el fuego se obtiene tras los ensayos mediante cálculos realizados de una manera más específica y  veraz. Además, esta Norma permite una serie de añadidos muy interesantes que dan más recorrido al posible uso de estos productos:

En primer lugar, el análisis ya no se centra en una temperatura crítica dada (500ºC), sino que se incluyen tablas de espesores para un rango de esas temperaturas, desde 350ºC hasta 700ºC. La importancia de estos datos es definitoria para los prescriptores y técnicos estructuristas. Analizar la temperatura crítica real de una estructura, factible de realizar a través de estudios de cargas usando normativas de diseño como el EUROCODIGO 3 Parte 1-2, permite ajustar los espesores a protecciones REALES de la estructura, o diseñar la propia estructura para, aumentando dicha temperatura crítica, disminuir significativamente los espesores requeridos. 

Debe tenerse no obstante  cuidado con el manejo de estas tablas, para evitar cometer errores y usar una tabla de 600ºC para una estructura que requiere 500ºC. Las tablas que se presenten como justificación deben indicar muy claro para que temperatura crítica ha sido elaborada. Los comparativos entre pinturas debe tener en cuenta qué espesores de qué tabla presentan  los ofertantes, y si no existe una especificación por parte de los prescriptores, estas tablas deben ser todas de 500ºC
En segundo lugar, tenemos resuelto el problema de los perfiles tubulares (perfiles huecos de sección cuadrada y redonda). Si hacemos algo de historia, la Norma UNE 23820 ya indicaba que los resultados eran válidos únicamente para perfiles I y H, y que para otros perfiles deberían realizarse otros ensayos. Pero no se especificaba como hacerlos, ni que muestras debían ensayarse. Cuando entró en vigor la EN 13381-4 sí especificaba en su Anejo B explícitamente que el uso de pinturas intumescentes en  los perfiles huecos debían ensayarse aparte, e indicaba los perfiles adecuados para ello. Perfiles difíciles de encontrar en nuestro país, más adaptados a los que se fabricaban en Alemania. La parte 8 ha modificado esto. Ya no se refiere a los perfiles huecos en anexo, sino que los contempla en toda la Norma como otros perfiles a ensayar. Eso sí, los ensayos realizados deben indicar claramente para que tipo de perfiles son válidas las tablas obtenidas, y aplicar a cada tipo (tubular o reentrante)  de perfil la tabla (o el informe de evaluación) correspondiente.

2.- Protección de pilares de fundición.-
Con pinturas intumescentes ensayadas de esta forma puede aplicarse un criterio muy útil para resolver un problema estructural que va más allá de los habituales sistemas de acero. Hablamos de los pilares de hierro fundido (fundición) que existen en muchos edificios antiguos, aportan un efecto muy decorativo y gozan de valor histórico en muchos casos.  Este problema surge de la inexistencia de normas de ensayo que permitan el uso de los sistemas habituales de protección estructural con esta tipología de elementos. Además, sus especiales características decorativas e históricas muchas veces hacen que deba mantenerse el aspecto visual del elemento, cosa que a día de hoy, si hablamos de protección pasiva,  solo  las pinturas pueden conseguir.

Este problema actualmente es irresoluble mientras no existe norma de ensayo específica, y su protección pasa por la utilización de criterios específicos desarrollados por las autoridades locales de ciudades en los que este tipo de perfiles abundan, como Barcelona. Estos criterios, basados en análisis de comportamiento de los pilares y en sistemas de protección no relacionados con ensayos estructurales (uso de rociadores, encapsulación con elementos de sectorización clasificados EI) se han venido usando desee hace algunos años, pero presentan problemas asociados, como pérdida de la estética, o la necesidad de equipamientos auxiliares que requieren mucho espacio. 

Recientemente, y gracias a las características añadidas de los ensayos de las pinturas, el Servicio de Prevención de Bomberos de la Generalitat ha redactado y  Los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios de la Generalitat de Cataluña han publicado en su pag. Web la Instrucción Técnica Complementaria SP 130 que contempla la protección de perfiles de fundición mediante pinturas intumescentes, siempre que tenga ensayo con Norma 13381-8, se use la Tabla para 350ºC de temperatura crítica, y el ensayo se haya realizado sobre pilares de sección hueca.

Este criterio está basado en un estudio sólido en colaboración con laboratorios y tras analizar otras normativas (especialmente británicas) con requisitos similares y elimina la necesidad del uso de rociadores con las consecuentes instalaciones y mantenimiento, y conserva la forma y esbeltez de los pilares.

3.- Elementos compartimentadores.-
Las pinturas intumescentes están saliendo además también del tradicional gueto de la estructura metálica, y ya existen aplicaciones ensayadas de pintura para otro tipo de protecciones.

Un buen ejemplo es el uso de la pintura intumescente en protecciones de paramentos de ladrillo y de bloque de hormigón, cuando la resistencia de estos no llegue a la requerida. Por ejemplo, podemos tener una medianería de bloque de hormigón de 12 o de 15 mm. (cuya resistencia al fuego según el CTE DB SI Anejo F es inferior o igual a EI60) y conseguir transformarla simplemente pintándola con un espesor inferior a 1 mm. en un elemento compartimentador EI 120, ahorrando así espacio (y el espacio es dinero)  y proporcionando al mismo tiempo un atractivo acabado.

Este tipo de divisorias resistentes al fuego se ensayan con Norma EN 1364-1, y solo requieren una ligera preparación de la superficie para eliminar la suciedad y tapar posibles huecos existentes antes de aplicar la pintura. Por lo demás la aplicación de la pintura no difiere de la realizada en otros elementos constructivos.
Como hemos visto, las pinturas intumescentes están empezando a jugar un papel mucho mayor que el limitado a protección de estructuras R30 de hace unos años, ampliándose su utilidad y sus campos de aplicación. En ese sentido, y desde hace un par de años, el Grupo PROMAT viene liderando la investigación y el desarrollo de pinturas intumescentes al agua de altas prestaciones, y utilizándolas en distintos sistemas y aplicaciones.

Hoy, PROMAT IBERICA SA ofrece al mercado la pintura intumescente PROMAPAINT®- SC4, que permite alcanzar resistencias al fuego de hasta R90 con bajos espesores en perfiles de tipo H e I,  convirtiéndose en una referencia en cuanto a combinar seguridad, estética y coste.

La pintura PROMAPAINT®-SC3 no solo llega a cubrir R 120 para perfiles reentrantes, sino también para perfiles tubulares circulares y rectangulares, con nuevos ensayos  incluso para temperaturas críticas de 350ºC, lo que la hace idónea no solo en protecciones de acero estructural sino también para la protección de perfiles de fundición.

Además, la pintura PROMAPAINT®- SC3 con su capacidad de protección y su excelente adherencia sobre todos los soportes, aporta resistencias de hasta EI 120 a divisorias de ladrillo y de bloque de hormigón con espesores  entre 600 y 800 micras únicamente.

PROMAT IBERICA SA asume el compromiso de  continuar desarrollando sus pinturas, mejorando prestaciones y aportando nuevas soluciones técnicas al mercado ibérico.


Leer todas las noticias