Conductos con clasificación contra incendios: una importante solución pasiva de protección contra incendios para la administración de humo y aire en un edificio

Placas
Conductos
Los conductos son elementos muy importantes del sistema de seguridad contra incendios en un edificio. Dependiendo de su función, podemos distinguir dos tipos: conductos de extracción de humo y conductos de ventilación.
Conducto extracción de humo

Conductos de extracción de humos

Conducto extracción de humo

Los conductos de extracción de humo se utilizan para eliminar el humo de los edificios, para permitir la evacuación de emergencia de los ocupantes, así como una mejor lucha contra incendios.

Se utilizan principalmente en compartimentos grandes, aparcamientos, edificios de gran altura, cocinas y atrios en edificios comerciales, de oficinas y residenciales. Especialmente, los compartimentos de altura (generalmente mayores de 15 m) son vulnerables a la propagación del humo y representan un desafío para los ingenieros de protección contra incendios porque disminuyen la efectividad de los sistemas de rociadores automáticos.

Los conductos están obligados a conducir el humo fuera del edificio, incluso utilizando sistemas asistidos por ventilador. Si un conducto de extracción de humo está completamente contenido dentro de un compartimento para incendios, al menos debe ser capaz de resistir las temperaturas generadas durante el desarrollo de un incendio. Si el conducto penetra en una barrera resistente al fuego (como una partición o techos con clasificación contra incendios), también debe ser capaz de proporcionar la misma resistencia al fuego de la barrera.

 Desde el punto de vista de la eliminación efectiva del humo, es necesario someter la habitación en cuestión a un análisis detallado en términos de la velocidad de propagación del incendio, el área del piso y la altura.

ECHA UN VISTAZO A NUESTROS SISTEMAS CONSTRUCTIVOS PARA CONDUCTOS >>>

Conducto ventilacion resistente fuego

Conductos de ventilación resistentes al fuego

Conducto ventilacion resistente fuego

Se utilizan conductos ignífugos para garantizar la compartimentación contra incendios. Más precisamente, los conductos de ventilación a prueba de incendios pueden evitar la propagación del fuego y el calor entre dos compartimentos.

Es posible evitar la propagación de incendios de un compartimento contra incendios, a lo largo de escaleras, habitaciones y pasillos de acceso general, solo si todos los materiales de construcción y elementos estructurales comparten una clasificación de incendios y una clasificación de resistencia al fuego comunes.

Las paredes y los suelos de los compartimientos deben tener una cierta resistencia al fuego, lo que significa que los criterios de rendimiento de la capacidad de carga (estabilidad), integridad y aislamiento se han cumplido durante una duración de 30 a 240 minutos. Por lo tanto, es extremadamente importante que, donde los servicios compartan los límites de compartimentación, se mantengan los criterios de separación de fuego para los elementos penetrados y, en particular, que los conductos no se conviertan en un espacios en  los que el fuego o el humo caliente puedan propagarse a otras áreas.

En cualquier caso, el comportamiento ante el fuego de un conducto que penetra en un elemento de resistencia / separación contra incendios debe ser cuidadosamente considerado por los especificadores. Los conductos típicos de acero no clasificados contra incendios no cumplen con los requisitos de protección contra incendios aceptados internacionalmente. Se calientan y se deforman rápidamente como consecuencia del fuego. Bajo circunstancias específicas, incluso pueden acelerar la propagación de las llamas y el humo.

¿Cuál es el mejor sistema de conductos para mi proyecto?

Elegir el sistema de conductos correcto es difícil debido a la complejidad de la construcción del conducto (que pasa a través de diferentes compartimentos de incendios) y la función del sistema en las condiciones ambientales y de incendios.

Promat ofrece una amplia gama de soluciones para ventilación y extracción de humo para diferentes presiones, tamaños, orientaciones, configuraciones, incluso para exposiciones parciales a incendios. Las soluciones desarrolladas por nuestros expertos técnicos pueden cumplir con cualquier requisito de resistencia al fuego desde 30 minutos (E - o EI 30) hasta 180 minutos (E - EI 180).

Tradicionalmente, todos los conductos solían ser fabricados de acero. Éstos requerían estar encajonados en un sistema de protección contra incendios al pasar a través de una pared o piso, o cuando se usa como parte de un sistema de extracción de humo. Promat ha desarrollado sistemas autosuficientes sin revestimiento de acero, por ejemplo PROMATECT®-AD y DURASTEEL®, que pueden igualar el rendimiento de las fugas y el flujo de aire de los conductos de acero para conductos de aire y de extracción de humo.

Principales ventajas:

  • No se requieren conductos de chapa de acero.
  • Construcción de una sola capa
  • Dimensionalmente estable y resistente a la humedad
  • Fácil de cortar a medida, en fábrica o en el sitio
  • Secciones de forma ligera
  • Superficie lisa útil, robusta
  • Probado según los estándares internacionales más severos.
  • Los soportes y sus fijaciones compatibles pueden estar desprotegidas
  • Grandes dimensiones (las dimensiones máximas están todas clasificadas por laboratorios autorizados)
  • Factor de rugosidad de la superficie sustancialmente idéntico al acero.

Las prestaciones acústicas y el aislamiento térmico a temperatura ambiente de los conductos Promat® se pueden mejorar incluso utilizando capas adicionales de lana mineral y / o placas de yeso.

 ECHA UN VISTAZO A NUESTRAS SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS PARA CONDUCTOS>>>

 

¿Cómo se prueba el rendimiento de la resistencia al fuego de los conductos?

En el mercado global, existen 3 estándares comúnmente usados para definir la resistencia al fuego de los conductos, también conocidos como conductos con clasificación contra incendios. Los 3 estándares son los estándares europeos (EN), los estándares británicos (BS) y los estándares americanos (ASTM). Esta norma define la forma de ejecutar la prueba y también cómo interpretar los diferentes criterios.

El estándar hace que los diferentes conductos clasificados contra incendios se dividan en 2 grandes grupos.
1: Conducto tipo A - el fuego está fuera del conducto
2: Conducto tipo B: el fuego está dentro del conducto

La resistencia al fuego de los conductos debe expresarse en minutos de tiempo de calentamiento hasta que el fallo ocurra de acuerdo con los siguientes criterios:
1: Integridad
2: Aislamiento térmico

 

Integridad

Ambos conductos, tipo A y B, pasarán el criterio de integridad si durante la prueba de incendio no hay formación de grietas, agujeros u otras aberturas a través de las cuales las llamas o los gases calientes pueden atravesar el conducto.

Aislamiento

Los conductos pasarán los criterios de aislamiento si el aumento de temperatura en la cara no expuesta de los conductos no excede la temperatura máxima permitida. Hay 2 criterios:
1: el aumento medio de temperatura es máximo 140ºC + temperatura ambiente
2: el aumento de temperatura máximo en un solo punto es máximo 180°C + temperatura ambiente

¿Qué rendimiento necesito para mi conducto?

Como vimos en el capítulo anterior, los conductos son clasificados contra incendios de acuerdo con diferentes requisitos, pero veremos cuáles son los requisitos necesarios en un edificio. Cada edificio puede tener diferentes tipos de conductos: conductos de extracción de humo, conductos de ventilación, conductos de presurización, conductos de extracción de cocina, entre otros.

Cada conducto requiere un rendimiento diferente para hacer que un edificio sea seguro para las personas. Por ejemplo, algunas situaciones comunes:

Conductos de ventilación

Un conducto de ventilación debe probarse de acuerdo con un conducto tipo A y tipo B. Dependiendo de la ubicación del incendio, el conducto necesita soportar el fuego desde afuera hacia adentro (ducto tipo A) o desde adentro hacia afuera (ducto tipo B). Además de esto, el arquitecto/ especialista puede prescribir si el conducto necesita solo estabilidad e integridad o si se necesitan criterios de aislamiento adicionales.

Conductos de extracción de humos.
Un conducto de extracción de humo (como conductos en un estacionamiento) debe probarse básicamente de acuerdo como un conducto tipo B. El propósito principal es extraer humo y gases calientes. Pero solo un ducto tipo B no es suficiente, hay un requisito obligatorio que debe ser probado por una prueba de fuego. El requisito obligatorio es que el conducto mantenga un área transversal mínima del 75% durante toda la prueba. En resumen, si el área de la sección transversal del conducto es de 1 m2, durante la prueba, el conducto se puede deformar, pero no debe ser menor a 0.75 m2. Esto permite que el conducto mantenga su rendimiento de extracción de humo y gases calientes.

Cuando el conducto de extracción de humo también se comunica con otras partes del edificio, también existe el riesgo de que el conducto deba resistir el fuego desde afuera hacia adentro (conducto A).

Conductos de extracción de cocina.
Un conducto de extracción de cocina debe probarse básicamente de acuerdo como un conducto de tipo B. El propósito principal es extraer el humo y los gases calientes del compartimiento durante el uso normal de la cocina, pero también durante un incendio, de modo que el fuego se encuentre dentro del conducto.

Conductos de presurización.

Un conducto de presurización debe probarse de acuerdo con un tipo A. El propósito del conducto es aumentar la presión en una ruta de seguridad / escape, debido a esto solo existe un riesgo de incendio fuera del conducto.

Contacte-con-nosotros

TE AYUDAMOS CON TU PROYECTO

Contacte-con-nosotros

¿Tienes más preguntas o no estás seguro de qué pintura intumescente debes elegir para su proyecto?

¡Póngase en contacto con nuestro departamento técnico ahora!

SOLICITE AYUDA A NUESTRO DEPARTAMENTO TÉCNICO >