Techos resistentes al fuego

Techos
Placas

¿Cómo escoger la protección correcta para cada techo?

Existen varias configuraciones de techos, con diferentes alcances y usos previstos, que pueden aumentar la seguridad de un edificio. La elección correcta se basa, en primer lugar, en la clasificación de protección contra incendios necesaria para el compartimiento y en la función del techo (contribución a la resistencia al fuego de un elemento existente o techo con clasificación de resistencia al fuego), pero también en aspectos acústicos y estéticos. 


Como regla general, el techo debe estar instalado tal y como se describe en el reporte de clasificación o documentos de ensayo de fuego, incluyendo el sistema de suspensión, cuelgues y las fijaciones a usar. Además, se debe considerar que el área a usar por luminarias, otros equipamientos y el área máxima ensayada para aberturas los cuales no deben exceder del descrito en el documento oficial. En otras palabras, si el certificado del techoa aplicar en su proyecto fue ensayado con una luminaria cada 10 m2, la misma proporción debe ser respetada en la instalación final, por lo que si el certificado no indica uso de luminarias u otras perforaciones éstas no deben ser realizadas.
 

En la protección pasiva contra fuego, un techo se define como un revestimiento más una estructura de soporte, incluidos cuelgues, fijaciones o cualquier material de aislamiento. Generalmente, los techos no son considerados como elementos estructurales sino como una superficie acabada que oculta la parte inferior de la estructura del techo o el piso de una planta superior.

El techo puede estar anclado directamente a una estructura, suspendido o ser autoportante. El objetivo de un techo en protección pasiva contra fuego es contribuir a la compartimentación horizontal de un edificio o de un área determinada.

La compartimentación horizontal es de mucha importancia ya que evita la propagación del fuego y de los gases calientes desde un piso a otro, dando tiempo a las personas presentes en pisos superiores de abandonar el edificio de forma segura.